Todo tipo de piel.

  • Limpia y elimina restos de impurezas y maquillaje.
  • Hidrata y nutre la piel de forma natural.
  • No deja la sensación grasa.

Modo de empleo:

Aplicar el Aceite Micelar sobre el rostro seco. Masajear ligeramente con la yema de los dedos, mojar la yema de los dedos con agua y masajear hasta que el producto se vuelva más blanquecino. Aclarar con abundante agua.

Ingredientes principales:

  • Prebióticos
  • Edelweiss