Su espuma ligera y enriquecida facilita el deslizamiento de la hoja y hace que sea más fácil el afeitado. Sin alcohol y sin parabenos.

Purificante:
Limpia la piel y reduce el riesgo bacteriano asociado a los micro cortes.
Hidratante:
Su agente hidratante (glicerina) calma y suaviza la piel.
Calmante:
Las virtudes calmantes y desensibilizantes del Agua termal de Avène le confieren a la piel una auténtica sensación de bienestar.

Modo de empleo:
Agitar bien el envase y aplicar la espuma sobre el rostro húmedo Después del afeitado, se puede completar el cuidado con el Bálsamo para después del afeitado.