¿Qué es la celulitis?

Hablemos de la celulitis, de esa temida piel de naranja que nos preocupa de forma especial cuando llega el verano, aunque… la celulitis debemos  mantenerla a raya durante todo el año.

La piel de naranja se define como un trastorno local del tejido cutáneo que conlleva una acumulación de grasas, líquidos y toxinas.

Es un fenómeno hormonal que afecta a más del 90% de las mujeres desde la edad adolescente y al 2% de los hombres, siendo las zonas más conflictivas las caderas, glúteos, muslos y abdomen.

La celulitis está provocada por varios factores:
  • La genética, herencia familiar.
  • Una mala alimentación, una vida sedentaria, consumo excesivo de alcohol y tabaco.
  • Problemas circulatorios, insuficencia venosa.
  • Cambios hormonales (embarazo, menopausia, tratamiento con algunos fármacos, sobretodo los estrógenos femeninos.
  • E incluso el estrés.

Tipos de celulitis

No todos los tipos de celulitis son iguales. La celulitis puede ser dura, blanda o edematosa.

Celulitis dura o fibrosa: es frecuente en adolescentes y gente jovén que practican mucho deporte. La piel tiene aparencia compacta y suele estar acompañada de estrías.

Celulitis blanda o adiposa: Es frecuente en mujeres mayores de 40 años. Está relaionada conla genética, con la vida sedentaria y con pérdidas bruscas de peso. la piel tiene una consistencia esponjosa y se asocia a la flacidez.

Celulitis edematosa o acuosa: Se puede dar en todas las edades. Está vinculada en su origen a problemas circulatorios y retención de líquidos. Se acompaña de hinchazón, pesadez de piernas y en casos más graves puede provocar dificultad para moverse.

¿Y qué podemos hacer?

Este no es un problema temporal, y hay que llevar unos buenos hábitos durante todo el año. El tratamiento de la celulitis debe afrontarse en función de las características de la persona afectada. Para ello en la Farmacia tenemos placas termográficas que permitiran orientarnos hacia el mejor tratamiento personalizado, tanto en cosméticos tópicos o complementos orales.

Tratamientos Tópicos:

Deben ser de rápida absorción, con excipientes que vehiculicen la penetración del cosmético en capas más profundas de la piel. es importante que lleven activos drenantes (sobre todo si nuestra celulitis es de tipo edematosa), de acción lipolítica y activos restructurantes que mejoran el aspecto de la piel.

Nutricosmética o fitoterapia via oral:

  • Acción lipolítica: Ayudan a disminuir la absorción de grasas.
  • Acción venotónica: disminuye la permeabilidad capilar y facilitan el drenaje linfático para mejorar la circulación.

Recomendaciones:

  • Practica ejercicio físico, al menos 3 veces por semana, cuando empiezas cuesta pero luego se agradece muchísimo.
  • Bebe de 1 litro y medio a 2 litros de agua al día. Controla la alimentación limitando la ingesta de grasas e hidratos de carbono.
  • Evita el consumo de alcohol y tabaco.
  • No uses ropa ajustada y tacones demasiado altos.
  • Controla el estrés.
  • Exfolia la piel al menos una vez por semana, que tu piel esté en condiciones optimas mejorará la penetración del tratamiento.

Los tratamientos anticelulíticos son eficaces pero hay que tener constancia en el tratamiento y realizarlo de forma adecuada.

¿Y tú? has decidido comenzar o estás haciendo un tratamiento para controlar la celulitis.

¿Te funciona? Cuentanos tu experiencia.