Es una forma de limpieza en profundidad.

La exfoliación sirve para eliminar las células muertas de la piel y prepararla para que absorba mejor los principios activos del tratamiento.

La piel está formada por varias capas. La capa más externa, conocida como capa córnea de la piel es donde están las células muertas que se van desprendiendo.

Algunas veces, por diferentes causas, la piel se descama de forma más lenta de lo normal. El paso de los años, el envejecimiento,, el tipo de piel (como en el caso de la piel grasa) o diferentes enfermedades (como por ejemplo la psoriasis) hacen que se forme una barrera en la piel.

Esta barrera de la piel que se forma cuando las células muertas no se desprenden a la velocidad adecuada le da a la piel un aspecto apagado y rugoso. Además es seca, dura y difícil de penetrar por los diferentes activos. ¿Quién no ha tenido alguna vez los talones algo secos, en los que la piel aparece más blanca y recia? En estos casos aunque nos pongamos crema, sino eliminamos esta capa gruesa el producto no penetra lo suficiente y no es eficaz.

Con la piel del rostro ocurre algo similar.
Con la exfoliación eliminamos las células muertas, la piel se oxigena, mejora el intercambio celular, se estimula la formación de nuevas células, colágeno y se mejora la captación de agua externa. esto quiere decir que la piel estará más hidratada, más elástica y, a su vez, mucho más receptiva a los tratamientos que queramos aplicar. Este es el motivo por el que antes de aplicar una máscarilla, es aconsejable antes exfoliar la piel.
Un ejemplo podría ser la piel grasa, las exfoliaciones ayudan a mejorar la calidad de la piel, pero ¡OJO! si la persona tiene acné, sería conveniente preguntar a su médico o farmaceútico.

Exfoliar es el tratamiento por excelencia para reducir el tamaño del poro y mantenerlo limpio.

Para exfoliar la piel se emplean mezclas que contienen gránulos o partículas disueltos en geles o emulsiones, también llamados Scrubs. Por ejemplo Martiderm 
También encontrarás los llamados Gommage (palabra francesa que significa engomado) se trata de cremas o geles que al ser aplicados, eliminan las células muertas por arrastre. Generalmente llevan ceras o gomas que se adhieren y al eliminarlas con las yemas de los dedos se hacen unas bolitas que arrastran las células muertas. Por ejemplo Eau thermale Avène, Caudalie.
Las exfoliaciones varían en función de la fuerza de aplicación del producto, así como del tratamiento y dureza de las partículas. en función del tipo de piel y la zona del cuerpo se debe escoger un exfoliante u otro, frotar con más o menos fuerza y realizar la exfoliación con más o menos frecuencia.

¡Pregunta en la Farmacia y estaremos encantados de ayudarte!