Las vías respiratorias representan una importante línea de defensa contra las bacterias, virus y otras sustancias agresivas dispersas en el ambiente en que se vive.

De hecho, son precisamente éstas, junto con la piel y el intestino quienes tienen la tarea de bloquear el acceso a los agentes externos potencialmente peligrosos para la salud.

Cuando se habla de vías aéreas superiores desde el punto de vista anatómico se hace referencia a la parte del aparato respiratorio que comprende la nariz, las cavidades nasales, la faringe, la laringe y que garantiza el paso del aire a través de la tráquea, los bronquios y los pulmones.
Cuando hay una inflamación aguda causada por virus y bacterias todas las partes de las vías respiratorias superiores están implicadas

La nariz no solo tiene la responsabilidad de filtrar el aire, humidificarlo y calentarlo para hacerlo más apropiado a un mejor funcionamiento de bronquios y pulmones, sino que posee también mecanismos de defensa tanto físicos como químicos que actúan frente a bacterias, virus y sustancias contaminantes.

¿Qué desencadena una infección de las vías respiratorias superiores?

La mayoría de estas infecciones son de origen viral.

Los virus penetran en el organismo por dos vías: a través de pequeñas gotas de saliva o de secreciones nasales expulsadas al toser o estornudar sin cubrirse la boca y/o nariz, o por llevarse las manos a la boca y/o nariz después de haber tocado sin querer superficies contaminadas.

Una vez que han penetrado en la nariz los virus invaden la mucosa que recubre las paredes de las cavidades nasales activando sistemas de defensa mecánicos e inmunitarios.

El sistema inmunitario reacciona de forma rápida cuando entran los microorganismos, ya sea produciendo sustancias químicas que desencadenan la inflamación, útil para bloquear los agentes patógenos, ya sea estimulando células especiales que tienen la tarea de capturarlos y digerirlos.

La importancia de la higiene de la nariz.

La higiene nasal es un simple gesto que se traduce en el primer acto terapéutico para la salud de las vías respiratorias; limpiar la nariz no solo es higiene es mucho más: favorece la curación y reduce el riesgo de afecciones respiratorias secundarias y otitis.

Con este objetivo es importante efectuar lavados con soluciones hipertónicas estandarizadas. Estas soluciones actúan reduciendo la hinchazón de la mucosa que crea obstrucción, promoviendo con ello la protección y liberando la nariz de la mucosidad en exceso,

Desde nuestra Apoteca Natura te recomendamos: Cuidado e higiene de la nariz.

Es una solución hipertónica que contienen sales de origen natural Como la sal gema o la sal Rosa del Himalaya. Además de la acción limpiadora contiene sustancias naturales como los Taninos que logran inactivar las bradiquidina, mediadora en la inflamación nasal, protegiendo la mucosa y reduciendo la congestión nasal.

Esta limpieza de la cavidad nasal deberíamos efectuarla todos los días tanto niños como adultos, aunque no haya un cuadro de congestión nasal, ya que durante la noche se acumulan sustancias y mucosidad que debemos limpiar.

Modo de empleo:

Adultos y niños de más de un año de edad
• Introducir el aplicador en la nariz y ejercer una breve presión.
• Limpiar la nariz y repetir la nebulización en la otra nariz.

Recién nacidos y niños de menos de un año de edad
• Tumbar al niño sobre un costado, introducir el aplicador en la nariz superior y suministrar el producto.
• Repetir la operación en la otra nariz tumbando al niño sobre el otro lado.

Limpiar el aplicador después de cada uso poniéndolo debajo de un chorro de agua caliente.

Ese síntoma molesto que es la Tos:

Cuando hay inflamación en las vías respiratorias superiores, las vías inferiores se inflaman también, aunque de manera menos intensa. Esto explica porque la tos es uno de los síntomas más frecuentes molestos y duraderos.

La tos es un mecanismo de defensa fisiológica y fundamental para el bienestar de las vías respiratorias, que tiene la función de impedir que cuerpos extraños entren en las vías respiratorias inferiores, defendiendo bronquios y pulmones de las sustancias irritantes.

En el niño la tos es cuatro veces más frecuente que en los adultos.

A los niños les molesta mucho, impidiendo que duerman tranquilamente y a veces también quitándoles el apetito.

Dado su papel «barrendero» de las vías respiratorias, la tos no debe desaparecer nunca completamente sino que se limita su intensidad para hacer más soportable.

No hay ningún medicamento que sea el mismo tiempo eficaz para la tos, pero que no cause efectos secundarios. Por ello, no es bueno automedicarse.
La mayoría de los tratamientos intentan minimizar la tos o fluidificar la mucosa y favorecer la la expectoración intentando reducir la intensidad de la frecuencia en poco tiempo. Los fármacos capaces de suavizar la mucosidad. los mucolíticos, no pueden ser utilizados en niños menores de dos años de edad.

Nosotros desde nuestra Apoteca Natura recomendamos el Grintuss infantil

Las acciones combinadas de Grindelia, Yanten y Helicriso junto con la miel curan la tos, gracias al efecto barrera que impiden el contacto de la mucosa con los estímulos irritantes y al mismo tiempo hidratan la mucosa y hacen que la mucosidad sea más fluida y se pueda expectorar.

Medidas prácticas en caso de tos.

  • Darle de beber mucha agua para que la mucosidad sea más fluida y facilitar de esta forma su eliminación.
  • Darle a menudo líquidos templados para descongestionar las vías respiratorias y para fluidificar la mucosidad.
  • Limpiar cuidadosamente la nariz al menos dos veces al día con soluciones hipertónicas.
  • No subir demasiado la temperatura en el interior de la casa. Lo ideal es alrededor de 18-20 grados.
  • Humidificar los ambientes.
  • Evitar que el niño frecuente ambientes donde se fuma.
  • No vestirlo muy abrigado. Por la noche vestirlo con un pijama ligero, sin exagerar con mantas y edredones.

¿Tienes alguna duda sobre la tos de tu niño? Consúltanos.