«La fitoterapia es la madre de la farmacoterapia» y dentro de la fitoterapia encontramos Los Aceites Esenciales, reconocidos por sus potentes propiedades terapéuticas. Hablamos de Aromaterapia Científica.

Recordemos que es un Aceite Esencial: Es la esencia volátil de una planta o árbol aromático evtraída principalmente por destilación por corriente de vapor. Es su más alta concentración. Contiene gran cantidad de moléculas aromáticas (principios activos) con diversas propiedades terapéuticas.

Para la Aromaterapia Científica se emplean Aceites  Esenciales de composición bioquímica conocida, son los Aceites Esenciales Quimiotipados. Solo de esta forma se pueden conocer sus dosis fisiológicas y terapéuticas, lo cual nos permitirá emplear tanto la vía olfativa como la tópica e incluso la administración oral. Todo ello evitando cualquier riesgo de toxicidad mientras que se mantiene una eficacia óptima.

Dentro de la Aromaterapia Científica encontramos un sinfín de indicaciones, pero el invierno es uno de los mejores momentos para recurrir a los Aceites Esenciales puesto que presentan propiedades antinfecciosas de gran espectro que pueden cubrir cualquier patología típica de este periodo. Además de combatir los microorganismos patógenos nos ayudan a estimular nuestro sistema inmunitario favoreciendo la recuperación del enfermo.

La aplicación diaría de un par de gotas en las muñecas nos ayudarán a prevenir futuros contagios y a estar preparados para los contrastes invernales. Algunos pueden ser utilizados por mujeres embarazadas (siempre consultando con el farmacéutico).

Algunos de los más utilizados en el periodo invernal son:

AE Ravintsara: combate virus como el de la gripe, el resfriado común, el herpes…

AE Abeto balsámico: Expectorante, balsámico, antiséptico… muy indicado para las vías respiratorias de los bebés.

AE Abeto negro: antitusígeno expectorante muy indicado para bronquitis, catarros, sinusitis…

AE Eucalipto radiata: Anticatarral, expectorante, antitusivo, antiviral para bronquitis infecciosa, gipes, resfriados, sinusitis…

AE Eucalipto mentolado: Anticatarral, mucolítico para sinusitis, bronquitis crónica, otitis, tos productiva…

AE Ciprés: Muy eficaz para la tos seca , espasmódica (2 gotas potenciam muchísimo nuestro jarabe habitual)

Estos son algunos ejemplos de Aceites Esenciales ¿Quieres conocerlos? No dudes en consultarnos. Además si los utilizas en difusión conseguirás un ambiente sano y agradable en tu casa y lugar de trabajo.