Hace unos días me inscribí en un webinar de la revista @farmaventas (revista del sector de farmacia): Dermofarmacia para chicos, me pareció muy interesante la opinión de farmaceúticos y profesionales dedicados a la cosmética. Los chicos también se cuidan.

  • La dermocosmética es más que belleza.
  • Debemos normalizar el cuidado de la piel, tanto del hombre como de la mujer.
  • El chico se cuida igual que una chica, el rostro es el espejo de la persona.
  • Es necesario cambiar los estereotipos que en un producto no ponga “formen” no significa que no sirva para el hombre. “Formen” es más marketing.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo y primera barrera de defensa. En concreto, la piel del rostro es, seguramente, la zona que más sufre.

Tener en cuenta que está expuesta a 365 días del año, ataques externos por parte del sol, el viento, el frío, la contaminación ambiental…. Todos estos factores producen deshidratación, alteración de la pigmentación, envejecimiento prematuro de la piel y pueden empeorar patologías cutáneas existentes.

La dermocosmética muchas veces se asocia a la belleza. Sin embargo la dermofarmacia es más que eso, incluye la prevención y tratamiento de diversas patologías cutáneas como el acné, la rosácea, la Atopia, la dermatitis seborreica….

Y es que muchas veces nos centramos en tratar los brotes de estas patologías con medicamentos prescritos por el médico ( se debe cumplir el tratamiento médico y no automedicarnos, aunque sean medicamentos tópicos), y nos olvidamos de la importancia de complementarlos con los tratamientos Dermofarmacéuticos.

Es esencial tener una rutina personalizada

Adaptada a cada tipo de piel y estado de la misma, y ser muy constante para prevenir y tratar estas patologías “en la prevención está la clave “.

La piel del hombre tiene muy pocas diferencias frente a la de la mujer, suele ser más gruesa y tiene más glándulas sebáceas. Pero abordamos los cuidados de la misma manera en el hombre que en la mujer:

  • según el estado de la piel
  • y según los activos que necesita.

Y sobre eso  elaboraremos una rutina adecuada.

Lo que realmente importa de un producto es su fórmula.

Como bien dice la profesora M Jesús Lucero, Para cada necesidad hay un producto da igual que sea hombre que mujer.

Ya no se distinguen pieles masculinas de las femeninas, en lo que se refiere activos y texturas. La piel no entiende de sexo.

Limpieza y protección como prevención del daño externo son elementos fundamentales, indiscutibles en una rutina personal

¿Y cómo sería una rutina esencial?

1- Lo primero y más importante es una buena limpieza facial, con productos específicos y personalizados:

-limpieza simple por la mañana y doble limpieza por la noche.

2- Utilizar un contorno de ojos, ya que es una piel más fina y merece cuidados especiales.

3- Tercer paso paso y junto a la limpieza es, SI O SI, proteger la piel con antioxidantes y un Fotoprotector.

Así la función barrera de nuestra piel estará íntegra.

4- Podemos incluir los transformadores epidémicos.

En cuanto al cuidado de la piel, es muy importante hidratar y reponer lípidos, ayudando en el proceso de renovación.

Hay que darle importancia a los tratamientos semanales ya que marcan la diferencia en la rutina perfecta: un exfoliante adecuado a nuestra piel y a continuación una mascarilla intensiva.

Hay otros cuidados interesantes como son los tónicos, aceites.., y como no los productos que si son específicos para los chicos, como son el cuidado del afeitado y la barba.

La cosmética no es solo una crema que te aplicas, es ciencia y tecnología.

La piel está en continuo cambio, por eso es tan importante que sean rutinas personalizadas según sus necesidades.

En la farmacia nos encargamos de escuchar, aconsejar y por supuesto intentar resolver cualquier necesidad.